Cómo hacemos ministerio | Ligonier Español
 

Nuestro principio rector:
La santidad de la verdad

El principio principal que guía nuestro ministerio es la santidad de la verdad. Aunque tratamos de persuadir, exhortar y alentar a las personas, evitamos cuidadosamente los métodos que manipulan, como la imposición de falsa culpa o la exageración de los beneficios o las necesidades del ministerio. Por lo tanto, nos comprometemos con los siguientes estándares:

  • No haremos “llamamientos de crisis”, incluso si existe una crisis financiera.
  • No importunaremos a las personas por donaciones o ventas.
  • No utilizaremos tácticas engañosas en las ventas.
  • No usaremos descuentos falsos en el precio de los productos.
  • No prometeremos beneficios falsos que no podemos garantizar.
  • No disputaremos las quejas de los estudiantes con respecto a productos defectuosos.
  • Nos esforzaremos por enfocarnos en las necesidades de nuestros estudiantes en lugar de las nuestras.
  • Seremos corteses y educados con todos nuestros estudiantes.
  • Seremos puntuales en responder a pedidos y donaciones.
  • Utilizaremos los fondos designados de acuerdo con su designación.
  • Usaremos los fondos recaudados para un proyecto en particular solo para ese proyecto.

Como administradores que deben rendir cuentas al Señor, nuestro objetivo es desarrollar estos principios de conducta en nuestros empleados:

Una actitud de servicio

  • Comprendiendo y superarando las expectativas de nuestros constituyentes.
  • Desarrollando productos y servicios bíblicamente ortodoxos para mejorar la vida de las personas en todo el mundo.
  • Proporcionando liderazgo profesional y desarrollo personal dirigido por la Palabra de Dios.

Una pasión por la integridad

  • Cumpliendo con todos los estándares y requisitos regulatorios.
  • Esforzarnos por la excelencia al continuamente analizar y mejorar todos los aspectos del servicio y la producción.
  • Fomentando relaciones mutuamente beneficiosas a través de la transparencia, la lealtad y la confiabilidad.

Un legado de fidelidad

  • Comprometiendo a la organización con la inerrancia bíblica y la ortodoxia doctrinal.
  • Produciendo productos y servicios consistentes con la vida de ministerio del Dr. Sproul.
  • Asegurando una buena administración de los recursos.