Dr. R.C. Sproul | Ligonier Español








 
 

Recordando a R.C. Sproul, 1939-2017

Por Stephen Nichols 14 de diciembre de 2017

R.C. Sproul, teólogo, pastor y fundador de Ligonier Ministries, falleció el 14 de diciembre del 2017, a la edad de 78 años, luego de ser hospitalizado debido a complicaciones de un enfisema. Al Dr. Sproul le sobreviven su primer amor y esposa de cincuenta y siete años, Vesta Ann (Voorhis); su hija, Sherrie Sproul Dorotiak, y su esposo, Dennis; y su hijo, el Dr. RC Sproul Jr., y su esposa, Lisa. Los Sprouls tienen once nietos, una nieta fallecida y siete bisnietos.

R.C. Sproul fue un teólogo que sirvió a la iglesia. Admiraba a los reformadores no solo por el contenido de su mensaje, sino por la forma en que transmitieron ese mensaje a la gente. Eran “teólogos del campo de batalla”, como él los llamaba. Muchos oyeron por primera vez acerca de las cinco solas de la Reforma a través de las enseñanzas de R.C. Sproul. Cuando R.C. enseñaba acerca de Martín Lutero, era como si se hubiera reunido con el Reformador del siglo dieciséis. El compromiso de R.C. a sola Scriptura lo llevó a desempeñar un papel clave en la redacción y defensa de la Declaración de Chicago sobre la Inerrancia Bíblica (1978). También se desempeñó como presidente del Consejo Internacional de Inerrancia Bíblica. Debido a su compromiso con la sola fide, justificación solo por la fe, R.C. adoptó una oposición audaz contra Evangélicos y Católicos Juntos (ECT por sus siglas en inglés) en 1994. Posteriormente se opuso a la Nueva Perspectiva sobre Pablo y también a la perspectiva de Visión Federal. Al igual que los reformadores, R.C. estaba dispuesto a tomar posiciones firmes por las doctrinas centrales y esenciales del cristianismo histórico ortodoxo. Él era un defensor de la autoridad de la Palabra de Dios y del evangelio.

Como filósofo y teólogo entrenado, R.C. fue un gran defensor de la apologética clásica. Era conocido por tener una fuerte posición a favor de la vida, comentando en una ocasión que el aborto es probablemente el problema ético crucial de nuestro tiempo. Era, sobre todo, un teólogo. Amaba la doctrina de Dios. A través de ella, encontró la puerta de entrada para conocer a Dios, alabar a Dios y adorar a Dios. La doctrina de Dios bien puede ser el centro de la obra y el legado de R.C. Sproul, siendo evidente en su texto clásico, La santidad de Dios (1985). Como padre y abuelo en la fe, ayudó a toda una generación a encontrar al Dios de la Biblia.

Un hijo de Pittsburgh, Robert Charles Sproul nació el 13 de febrero de 1939, hijo de Robert Cecil Sproul y Mayre Ann (Yardis) Sproul. En la víspera de Navidad de 1942, el padre de R.C., que tenía una firma de contabilidad en el centro de Pittsburgh, aterrizó en Casablanca, Marruecos, para comenzar su servicio en el ejército americano durante la Segunda Guerra Mundial. R.C. escribió sus primeras letras a máquina mientras estaba sentado en el regazo de su madre, golpeando dos teclas, “x” y “o”, “besos y abrazos”, en el pie de página de las cartas a su padre. Desde la escuela primaria hasta sus años de bachillerato, R.C. pasó mucho más tiempo en los campos deportivos que detrás de una máquina de escribir. Recibió una beca atlética para el Westminster College, al norte de Pittsburgh. R.C. fue a la universidad inconverso, pero al principio de su primer año fue llevado a Cristo.

Para cuando R.C. dejó la universidad, no solo se convirtió, también tuvo su “segunda conversión” a la doctrina de Dios. Más tarde escribiría sobre esta experiencia en las páginas iniciales de La santidad de Dios. El 11 de junio de 1960, R.C. se casó con Vesta, el amor de su vida. Acababa de graduarse en la universidad y R.C. aún le faltaba un año más. Se enamoró de ella la primera vez que la vio, cuando ella estaba en segundo grado y él en el primero. Casi siempre han sido R.C. y Vesta.

Después de la universidad, R.C. fue al Seminario Teológico de Pittsburgh, donde estuvo bajo la tutoría de John Gerstner. R.C. dijo una vez: “Me hubiera perdido sin Gerstner”. Antes de graduarse del seminario, R.C. tomó su primer pastorado en una iglesia presbiteriana en Lyndora, Pennsylvania, que consistía en inmigrantes húngaros, casi todos los cuales eran empleados de Armco Steel Works. Después del seminario, prosiguió estudios de doctorado bajo G.C. Berkouwer en la Universidad Libre de Amsterdam. Se enseñó a sí mismo holandés mientras escuchaba conferencias y leía libros de texto. En 2016, su hija, Sherrie, le consiguió una copia de una novela de Perry Mason en holandés, y le gustó volver a aprender el idioma.

R.C. regresó a Estados Unidos después de un año en los Países Bajos. El 18 de julio de 1965, fue ordenado en la iglesia presbiteriana unida Pleasant Hills, parte de la iglesia presbiteriana unida de los Estados Unidos de América (UPCUSA por sus siglas en inglés). Más tarde transferiría sus credenciales ministeriales a la Iglesia Presbiteriana en América (PCA, por sus siglas en inglés). Luego tomó una sucesión de tres breves puestos de enseñanza en Westminster College (1965-66), Gordon College (1966-68) y el seminario teológico Conwell, ubicado en ese momento en el campus de Temple University en Filadelfia. Mientras estaba en Conwell, enseñó una clase de escuela dominical en la Iglesia Presbiteriana Oreland a las afueras de Filadelfia. Luego, R.C. pastoreó durante dos años en College Hill Presbyterian Church en Cincinnati, Ohio.

En 1971, R.C. fundó el centro de estudios Ligonier Valley, en Stahlstown, en las colinas del oeste de Pensilvania. El ministerio se mudó a Orlando en 1984, desde el cual ha servido al público nacional e internacional a través de publicaciones, radiodifusiones y enseñanza. Mientras estaba en Ligonier Valley, el ministerio produjo la primera edición de Tabletalk en 1977. La revista devocional diaria tiene una distribución actual de 100,000, con un número estimado de lectores de más de 250,000. Ligonier lanzó el programa de radio La Hora de Estudio de R.C. Sproul en 1982, luego comenzó a transmitir el programa diario Renewing Your Mind (Renovando Tu Mente) en 1994, que ha llegado a millones.

Desde 1971 hasta 2017, R.C. Sproul estuvo a la cabeza en la medida que Ligonier organizaba conferencias nacionales anuales, conferencias regionales en todo el país, conferencias internacionales y giras de enseñanza; produjo series de enseñanza, libros y otros materiales; y lanzó un sitio web, blog, RefNet, y la Ligonier app. En cualquier semana, el ministerio llega a más de dos millones de personas en todo el mundo. Como parte de su plan de sucesión, la junta directiva de Ligonier Ministries anunció la Confraternidad de Enseñanza Ligonier, que ahora incluye a los Dres. Sinclair B. Ferguson, W. Robert Godfrey, Steven J. Lawson, R. Albert Mohler Jr., Stephen J. Nichols, Burk Parsons, y Derek W.H. Thomas. Chris Larson sirve como presidente y CEO de Ligonier Ministries.

Desde su plataforma como estadista, R.C. sirvió en los consejos del Consejo Internacional sobre Inerrancia Bíblica, Explosión de Evangelismo, Confraternidad Carcelaria y Sirve Internacional. En 1980, R.C. aceptó un puesto como profesor de teología y apologética en el Seminario Teológico Reformado (RTS). Él y Vesta viajaban a Jackson, Mississippi, durante unos meses cada año y él enseñaba una carga a tiempo completo en un período concentrado de tiempo. En 1987, después de vivir en la Florida Central, RTS abrió su campus en Orlando. R.C. sirvió como la Cátedra John Dyer Trimble Sr. de Teología Sistemática desde 1987 hasta 1995. Luego se desempeñó como Profesor Distinguido de Teología Sistemática y Apologética en el Seminario Teológico Knox, Fort Lauderdale, Florida, de 1995-2004.

R.C. también regresó al pastorado. Como recordó, “en 1997, Dios hizo algo que nunca anticipé”. Esa fue la fundación de la Saint Andrew’s Chapel en Sanford, Florida. En el momento de su muerte, R.C. era el copastor de San Andrés con Burk Parsons. Predicó su último sermón el 26 de noviembre de 2017, sobre Hebreos 2:1-4, “Una salvación tan grande”.

En el momento de su muerte, R.C. Sproul era rector de la universidad que fundó en 2011, Reformation Bible College. R.C. se desempeñó como el primer presidente, dando a la universidad su nombre, su plan de estudios y su misión de educar a los estudiantes en el conocimiento de Dios y Su santidad en la tradición clásica reformada. Desde la ventana de su oficina en el edificio de Administración de Ligonier, R.C. podía mirar hacia la derecha y ver la universidad, mirar hacia la izquierda y ver la iglesia.

R.C. publicó su primer libro en 1973: The Symbol: An Exposition of the Apostles’ Creed [El Símbolo: Una Exposición del Credo de los Apóstoles]. Ofreció la siguiente dedicación en él: “A Vesta: Para los romanos, una diosa pagana; para mí, una esposa piadosa”. Su primer libro simboliza su trabajo como teólogo, y la dedicación de su primer libro revela su estilo original. En el momento de su muerte, tenía más de cien libros acreditados a su nombre. Estos incluyen libros para niños, una novela, un extenso comentario de tres volúmenes sobre la Confesión de Fe de Westminster, comentarios sobre varios libros bíblicos y libros sobre casi todos los temas de la doctrina y la vida cristiana. Fue coautor de Classical Apologetics en 1984 y escribió Escogidos por Dios en 1986. En 1985, publicó uno de los textos clásicos del siglo XX, La santidad de Dios. R.C. sirvió como editor general del Reformation Study Bible. Escribió más de dos docenas de himnos. Su colaboración con su amigo y compositor Jeff Lippencott resultó en dos discos, Glory to the Holy One (2015) y Saints of Zion (2017).

La escritura de himnos de R.C. fue una extensión natural de su amor por la música durante toda su vida. Junto con Vesta, cantó en el coro juvenil de la iglesia presbiteriana unida Pleasant Hills y en coros en la escuela. R.C. también cantó bajo en un cuarteto de la escuela. Era un pianista, y más tarde en la vida, tomó el violín y tomó lecciones en el recién fundado Saint Andrew’s Conservatory of Music. R.C. también pintaba. Era un ávido golfista y bastante dotado. Disfrutaba la caza, los rompecabezas y la lectura, especialmente la lectura de biografías.

Un consumado maestro, R.C. Sproul amaba y vivía para enseñar doctrina a los laicos. Tenía un profundo sentido del humor, con un suministro completo de frases ingeniosas. Las conversaciones con R.C. giraban sin esfuerzo desde el compromiso teológico profundo a los deportes al golf (más que un deporte) a las bromas. Anhelaba ver mentes renovadas, corazones transformados y vidas cambiadas por el evangelio. Tenía un don extraordinario para aclarar las cosas. No intimidaba a sus audiencias con jerga técnica ni los trataba con condescendencia. Enseñaba problemas profundos, problemas de sustancia y peso, con claridad y una urgencia apremiante. Enseñaba a sus estudiantes de homilética a encontrar el drama en el texto y luego a predicar el drama.

R.C. a menudo recordaba su primer encuentro con el Dios de la Biblia. Como un nuevo cristiano y un estudiante de primer año en la universidad, devoró la Biblia. Una cosa destacó de su lectura: Dios es un Dios de gran seriedad. Los Salmos, la historia de Uzías, Génesis 15:17, el Magnificat de María, Lucas 16: 16-17, y, por supuesto, Isaías 6: el drama de estos textos cautivó a R.C. desde el momento en que los leyó por primera vez.

R.C. nos enseñó esto: “Dios es santo, y nosotros no”. En medio está el Dios-hombre Jesucristo y su obra perfecta de obediencia y su muerte expiatoria en la cruz. Ese fue el mensaje y el legado de R.C. Sproul (1939-2017).