La Gran Comisión | Series de Ligonier

La Gran Comisión

En esta serie de artículos de Tabletalk Magazine consideraremos la Gran Comisión dada por Jesús a Sus discípulos: "Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (Mateo 28:18-20). Esta serie busca no solo explicar con cuidado lo que Jesús quiso decir con estas palabras, sino también aplicar estas palabras a las situaciones reales a las que se enfrentan los cristianos cada día.

10 septiembre, 2018

Todas las naciones y la plantación de iglesias

La Gran Comisión — Cuando Jesús habló de ir a las naciones, los oyentes de Su época entendieron la inmensidad de esta extraordinaria tarea.
10 septiembre, 2018

La Gran Comisión en el Antiguo Testamento

La Gran Comisión — La Gran Comisión comienza antes de que la humanidad se distanciara de Su Creador.
12 septiembre, 2018

Toda autoridad en el cielo y en la tierra

La Gran Comisión — Jesús tiene el derecho de gobernar en virtud de Su estado actual de ser, o condición, como el vencedor del pecado, la muerte y el infierno.
13 septiembre, 2018

¿Cómo entonces “iremos”?

La Gran Comisión — La comisión de Cristo de ir y hacer discípulos es dada a la iglesia entera, no solo a cristianos específicos.
16 septiembre, 2018

Haced discípulos

La Gran Comisión — Llevar a las personas a Cristo para que se conviertan en aprendices es un gran llamado y privilegio.
17 septiembre, 2018

Bautizándolos

La Gran Comisión — Cristo bautizó a la iglesia en el Espíritu Santo: Él comenzó el derramamiento del Espíritu sobre toda carne.
18 septiembre, 2018

Enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado

La Gran Comisión — Creer en el evangelio requiere que el nuevo creyente se someta a la enseñanza y reciba instrucción para vivir de acuerdo a la voluntad de Jesús.
19 septiembre, 2018

Yo estoy con vosotros todos los días

La Gran Comisión — El Espíritu Santo continuamente nos levanta para ver que nuestra verdadera vida está ubicada allí, en Cristo.